El retorno de Angi

Creo que no creo en el destino. Soy de la convicción que el devenir de los sucesos depende en gran medida de nosotros, de nuestros actos y de nuestra actitud, anque también de factores que aunque desconocidos y/o incontrolables nada tienen que ver con un guión preestablecido que seguimos inconsciente e inevitablemente. Pero cierto es que todos hemos vivido días que más valdría no habernos levantado y otros, en cambio, en los que parece que los astros se alineen y todo salga a pedir de boca.

Esta es la historia de uno de estos días.

El día anterior todo apuntaba a que me iba a quedar en casa con los dientes largos: Eladio enfermo, Paco contracturado, Iker y Carles en familia, Benet en Andorra… Y fue entonces cuando el equilibrio cósmico decidió entrar en juego y jugar un comodín. Angi, un gran amigo retirado de la escalada desde hacía al menos quince años, me dice que se viene, que quiere probar cómo se siente sobre la roca, y solo me pone una condición: No madrugar. Accedo sin rechistar. No me importa salir tarde, que nos cueste aparcar, que vayamos lentos, que la vía sea corta y sencilla, ni incluso la posibilidad de que Angi solo pueda soportar un largo, o medio. El mero hecho de que quiera intentarlo me llena de emoción y alegría, y con eso me basta.

Son las 10 de la mañana en el Bruc donde nos encontramos con Xavi i Cris, también amigos de toda la vida. Xavi, Angi y yo, entre otros, formábamos un grupo de amigos llamado Montbau Lliure, aunque esa historia merece ya un capítulo aparte que quizás os explique en otra ocasión…

La casualidad ha querido que precisamente hoy Xavi y Cris estén en Montserrat. No importa que vivan en Das y que nos veamos muy poco, porque cada vez que nos vemos es como si no hubiera pasado el tiempo. Han quedado con Nicco para hacer deportiva, pero ninguno de los tres duda ni un instante en cambiar de planes para escalar juntos. Sentimos que la ocasión es especial y que lo merece, y nos disponemos pues a disfrutarla.

Elegimos el Gorro Mariner por su corta aproximación y por ofrecernos la posibilidad de escalar dos vías sencillas y cercanas en paralelo. Os facilito el link a los posts de las vías elegidas del fabuloso blog de escalada del maestro EscalatroncsGORRA MARINERA – Vía Directa Incerta y GORRA MARINERA – Vía Sargantanes.

El día transcurrió inmejorablemente, disfrutando del camino, de la escalada, del entorno, y sobretodo de la compañía, sin más ambición que pasar un buen rato juntos, sin más. Pusimos la guinda tomando unas Alhambras y comiendo Cous-Cous en La Granada , lo que ya nos brindó una jornada que podemos tachar de irrepetible.

¿O sí?…

 

Anuncios

2 Respuestas a “El retorno de Angi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s