PIC D’AMOULAT – Espolón Oeste

Roca mala y dudosa en general, escasos clavos, escalada expuesta con dificultad para la autoprotección, itinerario algo perdedor y una aproximación a considerar. Podría parecer que todos estos ingredientes son las razones que nos podrían llevar a descartar esta ascensión, ¿verdad? Pues no… Nada más lejos de la realidad.

Para empezar, sorprende el entorno en el que se desarrolla la actividad: Un recóndito rincón del Pirineo donde por estas fechas de otoño en las que nos movemos no vamos a cruzarnos con demasiada presencia humana. Al llegar a Gourette con Paco, gran amigo y compañero desde hace muchos años, ya lo intuímos. Lo que en invierno es una modesta pero bulliciosa estación de esquí con sus apartamentos, tiendas, bares y restaurantes, se nos presenta por estas fechas como un lugar fantasmagórico  y abandonado donde apenas se ve algún coche aparcado y donde reina el más absoluto de los silencios. Las verdes  y amables praderas por las que, sin más compañía humana que nosotros mismos, ganamos metros en la aproximación, son las que en invierno, cuando los remontes mecánicos hayan salido del letargo, acunarán el anhelado manto blanco por el que se deslizarán miles de esquiadores. Las voluptuosas moles calcareas que culminan el relieve por doquier, alimentan nuestros sueños más secos, y nos imaginamos escalando cada placa, cada acanaladura y cada espolón que nos ofrecen.

La escalada del espolón oeste del Amoulat, sin ser difícil, nos emplazará a poner en juego todos nuestros sentidos. Deberemos movernos con sutileza, comprobando la firmeza de cada apoyo, de cada presa. Deberemos dejar fluír nuestra intuición para acertar el camino más adecuado dentro del mar calcareo en el que nos sumergiremos, pues los puntos de seguro son escasos y no siempre fáciles de ver. Tendremos que manejarnos bien con la templanza en algún paso concreto algo expuesto. Y finalmente, después de un rápel, tendremos que vérnoslas con un destrepe que sin ser en absoluto difícil, nos impedirá relajarnos antes de que por fin y en las inmediaciones del collado pisemos terreno firme.

Todos estos pormenores son los que precisamente confieren el carácter a esta ascensión y hacen que, al contrario de lo que podría pensarse, se colme nuestra satisfacción como montañeros, dejándonos el sabor de haber realizado una de las modestas grandes courses del Pirineo, y haciéndonos sentir sin duda más Pirineístas que ayer.

Impresicindible, para románticos.

Datos técnicos:

  • Altitud: 2.594 mt.
  • Punto de partida: Gourette (1.350 mt).
  • Desnivel:
    • +1.086 -22 aproximación. +180 escalada. -1.244 descenso.
  • Horario: 2 1/2 h. aproximación. 2 1/2 h. escalada. 2 1/4 h. descenso
  • Dificultad: D, con un pasaje de V expuesto.
  • Material: Cuerdas, drizas, juego de friends y fisureros pequeños.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s